CORONA DE ADVIENTO

 

Significado:

 

Corona: Como no tiene principio ni fin, significa eternidad. Esta nos ayuda a pensar en los miles de años de espera desde Adán a Cristo y en la segunda venida definitiva de nuestro Redentor.

Las ramas: Las ramas siempre vivas de abeto, pino, hiedra, significan la vida de gracia, el crecimiento espiritual y la esperanza.

            Las velas: Significan las tinieblas que se disipan cada vez que encendemos una, hasta que el resplandor de la luz en Navidad hace estallar la del “Arbol de la Vida”, Cristo Jesús. La plenitud de los tiempos se ha cumplido con el “Advenimiento del Señor”

 

PRIMER DOMINGO

 

Señal de la Cruz

Oración Inicial

Oh, Señor, por cuya palabra todas las cosas son santificadas, envía tus bendiciones sobre esta familia reunida alrededor de esta corona y permite que quienes la utilizamos preparemos nuestro corazón para la manifestación de tu Hijo, para que recibamos de Él gracia abundante. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor, que contigo vive y reina en unidad el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Canto (se propone el uso de algún canto de adviento)

Monición

Todo mundo se está preparando a la Navidad que ya está próxima, compran regalos para la Noche Buena. Con el año jubilar hemos estado preparando nuestro interior. Preparemos nuestro corazón y nuestro espíritu. Encendemos, Señor, esta luz, como aquel que enciende su lámpara para salir noche al encuentro del amigo que ya viene. En esta primera semana de Adviento queremos levantarnos para esperarte, preparados, para recibirte con alegría. Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos adormecen. Queremos estar despiertos y vigilantes, porque tu nos traes la luz clara, la paz profunda, y la alegría verdadera. ¡Ven, Señor Jesús; ven, Señor Jesús!

Se enciende la primera vela (morada)

Oración colecta

Señor, despierta en nosotros el deseo de prepararnos en este año jubilar a la venida de Cristo con la práctica de las obras de misericordia para que, puestos a su derecha el día del juicio, podamos entrar al reino de los cielos.

Lectura Bíblica

Lc. 21, 25-36

Reflexión

Debe ser inspirada en las lecturas. La familia descubrirá en la Palabra de Dios y de acuerdo con la realidad y circunstancias del medio ambiente (noticias, periódicos, tv, etc.): ¿Quién habla? ¿A quién le habla? ¿Qué dice? ¿Cuál es el mensaje para nosotros hoy? Centremos nuestra reflexión en ¿Cómo espera el mundo la Navidad?

Compromiso familiar

Se propone una acción a nivel personal o comunitario a partir de la reflexión. Esta se puede dejar escrita en una tarjeta, depositándola en la Corona de Adviento.

Padre Nuestro

Oremos

Por los que no conocen a Dios. Por los que se encuentran alejados de la vida de la Parroquia, indiferentes, sin formación religiosa, para que lleguemos a nuestros vecinos y nazca en ellos, el interés por Jesucristo y su mensaje salvador.

Se apaga la vela

Canto final

 

SEGUNDO DOMINGO

 

Señal de la Cruz

Oración Inicial

Oh, Señor, por cuya palabra todas las cosas son santificadas, envía tus bendiciones sobre esta familia reunida alrededor de esta corona y permite que quienes la utilizamos preparemos nuestro corazón para la manifestación de tu Hijo, para que recibamos de Él gracia abundante. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor, que contigo vive y reina en unidad el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Canto (se propone el uso de algún canto de adviento)

Monición

Los profetas tenían encendida la esperanza de Israel. Nosotros, como un símbolo encendemos estas dos velas. El viejo tronco está rebrotando, florece en el desirto... La humanidad entera se estremece porque Dios se ha sembrado en nuestro corazón. Que cada uno de nosotros, Señor, te abra su vida para que nazcas, para que florezcas, y mantengas en nuestro corazón encendida la esperanza. ¡Ven pronto, Señor! ¡Ven, Salvador!

Se encienden dos velas (moradas)

Oración colecta

Que nuestras responsabilidades terrenas no nos impidan, Señor, prepararnos a la venida de tu Hijo, y que la sabiduría que viene del cielo, nos disponga a recibirlo y a participar de su propia vida. En especial en este año que celebramos los 2000 años de su nacimiento.

Lectura Bíblica

Lc. 3, 1-6

Reflexión

¿Cómo se preparan las familias de nuestro ambiente para el nacimiento de sus hijos? ¿Cuál es la preparación de los novios para sus futuros hijos? ¿Cómo se preparan los esposos que están por recibir su primer hijo? ¿Qué preparación ofrece la Iglesia a los esposos y sus futuros hijos? ¿Cómo los espera el ambiente y en especial los medios modernos de comunicación?

Compromiso familiar

Se propone una acción a nivel personal o comunitario a partir de la reflexión. Esta se puede dejar escrita en una tarjeta, depositándola en la Corona de Adviento.

Padre Nuestro

Oremos

Por los que vivimos en la ciudad que masifica, deshumaniza, y apaga el sentido comunitario para que apoyemos la organización y participemos en comunidades que nos ayuden a crecer en amor y en esperanza. Muéstranos el camino de la Salvación.

Se apagan las velas

Canto final

 

 

 

 

TERCER DOMINGO

 

Señal de la Cruz

Oración Inicial

Oh, Señor, por cuya palabra todas las cosas son santificadas, envía tus bendiciones sobre esta familia reunida alrededor de esta corona y permite que quienes la utilizamos preparemos nuestro corazón para la manifestación de tu Hijo, para que recibamos de Él gracia abundante. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor, que contigo vive y reina en unidad el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Canto (se propone el uso de algún canto de adviento)

Monición

En las tinieblas se encendió una luz, en el desierto clamó una voz. Se anuncia la buena noticia: ¡El Señor va a llegar! Preparen sus caminos, porque ya está cerca. Adornen suespíritu, como una novia se engalana el día de su boda. Ya llega el mensajero, Juan Bautista no es la luz, sino el que la anuncia. Cuando encendemos estas tres velas cada uno de nosotros quiere ser antorcha tuya para que brilles, llama para que calientes. ¡Ven, Señor, a salvarnos, envuélvenos en tu luz, caliéntanos en tu amor!

Se encienden tres velas (2 moradas y la rosa)

Oración colecta

Mira, Señor, a tu pueblo que espera y celebra con fe la fiesta del 2000 aniversario del nacimiento de tu Hijo, y concédele celebrar el gran misterio de nuestra salvación con un corazón nuevo y una inmensa alegría.

Lectura Bíblica

Lc. 3, 10-18

Reflexión

¿Cómo se preparan José y María para recibir a su Hijo Jesús? ¿Qué valores descubren en la familia de Nazareth, que pueden iluminar y orientar a las familias en nuestro ambiente actual?

Compromiso familiar

Se propone una acción a nivel personal o comunitario a partir de la reflexión. Esta se puede dejar escrita en una tarjeta, depositándola en la Corona de Adviento.

Padre Nuestro

Oremos

Por las familias rotas, divididas, que pasan por situaciones difíciles: desempleo, cárcel, enfermedades, falta de vivienda, para que sepamos descubrir a estas familias y nos organicemos para apoyarlas. ¡Ven, Señor a Salvarnos!

Se apaga la vela

Canto final

 

 

CUARTO DOMINGO

 

Señal de la Cruz

Oración Inicial

Oh, Señor, por cuya palabra todas las cosas son santificadas, envía tus bendiciones sobre esta familia reunida alrededor de esta corona y permite que quienes la utilizamos preparemos nuestro corazón para la manifestación de tu Hijo, para que recibamos de Él gracia abundante. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor, que contigo vive y reina en unidad el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Canto (se propone el uso de algún canto de adviento)

Monición

Al encender estas cuatro velas en el último domingo, pensamos en ella, la Virgen María, nuestra Madre. Nadie te esperó con más ansia, con más ternura, con más amor, nadie te recibió con más alegría. Te sembraste en ella, como el grano de trigo se siembra en el surco; y en sus brazos encontraste la cuna más hermosa. También nosotros queremos prepararnos así: en la fe, en al amor, y en el trabajo de cada día. ¡Ven, pronto, Señor. Ven a Salvarnos!

Se encienden cuatro velas (3 moradas y la rosa)

Oración colecta

Derrama, Señor, tu gracia sobre nosotros, que hemos conocido por el anuncio del ángel la encarnación de tu Hijo, para que lleguemos, por su pasión y su cruz, a la gloria de la resurrección.

Lectura Bíblica

Lc. 1, 39-45

Reflexión

Jesús nace en familia para unirnos en UNA GRAN FAMILIA. ¿Qué valores descubrimos en este día de Navidad? ¿Qué sugerencias nos dicen los textos bíblicos que acabamos de escuchar?

Compromiso familiar

Se propone una acción a nivel personal o comunitario a partir de la reflexión. Esta se puede dejar escrita en una tarjeta, depositándola en la Corona de Adviento.

Padre Nuestro

Oremos

Por los niños y los jóvenes que resienten los efectos de la crisis, para que encuentren en Jesucristo el sentido pleno de su vida. Para que encuentren en nosotros una mano abierta y los apoyemos. Danos tu luz y fuerza en esta Navidad para que caminemos según las inspiraciones de tu Espíritu.

Se apagan las velas

Canto final